martes, 15 de agosto de 2017

Vida y misión en Cangas de Onís

El 19 de julio salimos de Madrid a una nueva misión, una experiencia nueva en nuestro camino, a la comunidad de Cangas de Onís en Asturias donde nuestras hermanas hacen vida en el Hogar Beceña González, residencia de ancianos, en la actualidad unos 115 abuelitos. Fuimos muy bien recibidas y acogidas tanto por la comunidad de hermanas, como por los residentes y trabajadores, lo cual nos hizo sentir como en casa. Ese mismo día de nuestra llegada nos mostraron las instalaciones de la residencia, los sitios de recreación de los abuelos, la enfermería, los dormitorios y también nos explicaron todo el funcionamiento del centro y en lo que podíamos ayudar el tiempo que estaríamos.

Al día siguiente comenzamos nuestras distintas labores, por las mañanas con los desayunos en las plantas, haciendo camas y ayudando en lo necesario, en las comidas y cenas colaborando en los comedores y por las tardes a veces conversar con los abuelos y también caminar con algunos. Los sábados ensayo de cantos para el doming
o y en la Eucaristía animamos la misa con ellos. Así es nuestro día a día en la residencia, ha sido una experiencia enriquecedora para nosotras, hemos ido aprendiendo de cada persona, conociendo muchas historias que ahora son parte de nuestras vidas y también hemos ido dando lo mejor de cada una.

En medio de todo lo que hacemos valoramos la vida comunitaria, la liturgia, el compartir fraterno y el retiro de mes que nos dieron la oportunidad de vivir, también los paseos que nos han permitido realizar para conocer un poco de Asturias, tuvimos la oportunidad de visitar el puente Romano de Cangas y el Dolmen, Covadonga donde se encuentra Nuestra Señora de Covadonga, los lagos de Covadonga en los picos de Europa, Ribadesella y Llanes, todos lugares muy especiales. Cada hermana ha sido ayuda y guía para nuestra experiencia por su ejemplo de vida, su cercanía con los ancianos y toda la labor que hacen en la residencia, nos sentimos muy agradecidas por la oportunidad que nos dio la congregación y la confianza de la comunidad que nos acogió.

“Todo es gracia, todo es don gratuito de Dios y de su amor por nosotros” SS Francisco, es por eso que estamos muy agradecida con Dios por todo lo que hemos vivido este tiempo, por la gracia que nos ha dado, la alegría y el amor para vivir cada experiencia como don recibido.





lunes, 14 de agosto de 2017

Una convivencia fraterna (Benavides)

Con alegría queremos compartir con vosotros el gozo de nuestra experiencia en la comunidad de Benavides de hermanas mayores 

Llegamos el día 20 de Julio y desde primer momento de la llegada hemos sentido la calurosa acogida, fuimos recibidas por dos hermanas de la comunidad que fueron a León para traernos a casa (Pilar y Trini) quienes desde el principio nos hicieron sentir como en casa.

Desde este día comenzaba nuestra vivencia con cada una de las hermanas con quienes hemos tenido la oportunidad que compartir, alegrías, gestos de cariño, risas, ayudas, historias y vivencias personales, han transcurrido los días cargados de encuentro donde nos hemos empapado de la "Sabiduría" que deja toda una vida entrega al servicio y al amor de los hermanos. 

Las mañanas transcurren con la realización de diferentes actividades como: ayudar a las trabajadoras con la limpieza de las habitaciones y paseo de las hermanas, la portería y en momentos en la cocina.

Nuestra cita ha sido todos los días a las 5, en unos de los momentos mas importantes para ellas y para nosotras, donde nos tomamos un espacio de recrearnos, hacer talleres, oraciones, juegos, cantos y reflexiones, donde hemos notado el esfuerzo y ánimo que cada hermana pone para la realización de las mismas. Son tardes llenas de ilusión, donde terminamos agradecidas por todo lo recibido de las hermanas. Tanto las hermanas como nosotras esperamos con mucha alegría estos momentos de recreación.

Algunos son los lugares que hemos podido conocer con la ayuda de las hermanas como la Villa de Benavides y pueblos vecinos: Astorga, Sardonedo, Quintanilla, Gavilanes, Santa María del Mar y el Río Órbigo.

El poder estar aquí en Benavides nos ha dado la oportunidad de participar del gran acontecimiento de los cien años de la presencia de las hermanas en el pueblo; lo que nos ha dado a conocer los inicios de las hermanas en el colegio, donde podemos admirar el gran cariño con que las hermanas realizaron su misión. Sentimos el aprecio de las personas que han pasado por aquí ya que con mucho cariño y empeño han preparado exposiciones, bailes, presentaciones para celebrar y agradecer todo estos cien años.

Es poco el tiempo que nos queda pero muchas cosas que dar y recibir, celebrar, compartir y descubrir. Damos gracias a Dios por todo lo vivido y compartido; entregamos el tiempo que nos queda para que su Gracia nos siga asistiendo.


                                                                                                                                 Fotos

miércoles, 21 de junio de 2017

Ven y síguelo 

Toda la vida está llena de invitaciones y llamadas, incluso hay invitaciones que se convierten en deseos de re-orientar la vida, buscar su sentido en aquello que es atrayente, que puede seducir hasta abrazar el corazón para siempre.. Jesús de Nazaret quiere seguir ganando corazones para El; muestra el camino de la vida consagrada, una consagración desde el amor para el amor.. 
Promete que no estaremos solos “Tened ánimo, soy Yo; no temáis.” (Mateo 14:27;) él camina con nosotros.. 
Siempre al inicio del seguimiento existe un encuentro personal, una experiencia de "kairos", algo especial, el sentir del brillo de un nuevo valor, que desconcierta la vida cotidiana, que da un nuevo horizonte; algo que lleva a contemplar la belleza de entregar la vida, y donarla para otros.
Es Jesús quién llama susurrando día a día con gestos concretos, si no son respondemos, insiste con amor desde la libertad de la persona.
Jesús es en quien fundamentamos el seguimiento y tiene junto a su Padre en compañía del Espíritu Santo toda la gracia que es capaz de saciar toda nuestra nuestra vida por entero. 







miércoles, 31 de mayo de 2017

CONVIVENCIA DE FIN DE CURSO


No hay nada mejor que terminar el año con una convivencia. Lo mejor para concluir este de año fue una excursión a TOLEDO con las compañeras del instituto el 27 de mayo. Muchos fue lo vivido con la compañía de las hermanas Angélicas .Empezamos nuestras visitas en el monasterio San Juan de los reyes, acompañados con un fraile que nos explicó la historia de la  llegada de los frailes y las estructuraciones  del monasterio.Seguido  fuimos a la Catedral, donde hemos tenido la oportunidad de visitar la Torre y después el interior de la misma  acompañados con un guía Otros de los lugares que hemos podido  visitar son:el Museo de los tapices , la Sinagoga (Santa María de la Blanca). Terminamos nuestro día con un compartir y una oración en la casa de las Angélicas. 
    Damos gracias a Dios y a nuestras compañeras con que hemos  convivido en este día.Gracias  a nuestras hermanas Angélicas por su disponibilidad. 
                                                                                                                                                                                                                                                GALERÍA DE FOTOS